Enfermedades crónicas relacionadas con la dieta

Viernes, 14 Marzo 2014 21:13

Descubre cómo prevenir enfermedades crónicas con un saludable estilo de vida

Algunas enfermedades crónicas afectan cada vez más a países en desarrollo y desarrollados, debido a cambios en nuestro estilo de vida y alimentación, principalmente.

Este tipo de afecciones asociadas con la nutrición, como por ejemplo la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y el cáncer, son las causas fundamentales de morbimortalidad en todo el mundo.

Las enfermedades crónicas son patologías que duran de por vida, no son contagiosas y, en mayor medida, pueden evitarse. Tanto el ejercicio físico como una buena alimentación monitoreada por un especialista pueden ayudar a reducir el riesgo de padecerlas o de mantenerlas controladas cuando ya se sufren.

Factores de riesgo

A pesar que la mayoría de las enfermedades crónicas surgen en la edad adulta, manifestándose principalmente en los mayores de 60 años, hoy en día éstas están apareciendo en edades más jóvenes. Por ende, es de suma importancia actuar pronto para disminuir los factores de riesgo como el sobrepeso, la obesidad, el sedentarismo y el colesterol, aspectos que pueden controlarse mediante una dieta equilibrada y el ejercicio. Las personas de todas las edades deben adoptar estos cuidados.

Tener prácticas poco saludables durante la infancia y la adolescencia, como llevar una alimentación rica en grasas saturadas y realizar poca actividad física, incrementa el riesgo de sufrir afecciones cardiovasculares y obesidad.

Recomendaciones

Si queremos prevenir y/o controlar estas enfermedades es muy importante mejorar los hábitos alimenticios y los estilos de vida, las recomendaciones en cuanto a la alimentación incluyen:

  • Disminuir el consumo total de grasa, sobre todo disminuir la grasa saturada de la alimentación. Disminuir las grasas sólidas, disminuir las frituras y comida rápida.
  • Disminuir la ingesta de azúcares, como los que se encuentran en las bebidas y varios alimentos procesados.
  • Disminuir la cantidad de sal que se le agrega a los alimentos.
  • Aumentar el consumo diario de frutas y verduras. Esta ingesta, además del aporte de los cereales integrales, debería brindar la cantidad necesaria de fibra.
  • Si padeces sobrepeso u obesidad debes perder por lo menos 3-5% de tu peso actual de forma saludable, asesórate con tu nutricionista.
  • Por otro lado, debemos iniciar un programa de ejercicio y actividad física, hasta llegar a alcanzar por lo menos 30 minutos de ejercicio 5 veces por semana

Si quieres leer y conocer más de Fabiola Haeussler haz click aquí.

Leído 116511 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!