Comerse las uñas

Lunes, 08 Septiembre 2014 21:36

¿Sabes las consecuencias que puede tener comerse las uñas?

Lo hacemos mientras vemos la TV, hablamos por teléfono, estudiamos o revisamos el mail, la punta del dedo irresistiblemente se acerca a la boca y en poco tiempo las uñas y la piel de alrededor ¡ya está entre los dientes!

Parece de una historia de terror, pero es un mal hábito muy frecuente en muchas personas. La familia cercana te dirá que está mal y sientes que las personas con quienes te relacionas en el trabajo o en el estudio, te examinan las manos detenidamente; por lo que terminas con la duda, ¿será peligroso comerme las uñas?

De alguna manera, ¡sí lo es! En la piel viven microorganismos, que en conjunto se conocen como flora bacteriana. Usualmente, no ocasionan enfermedades, sin embargo, si se dan las condiciones ideales, se reproducen y pueden causar infecciones. Además, las manos están en contacto con múltiples superficies y objetos contaminados.

Al haber una alteración de la integridad de la piel y las uñas, microorganismos aprovechan la oportunidad y causan infección, entre ellas bacterias, hongos y virus. Entre las bacterias se encuentra el estafilococo y el estreptococo; entre los hongos se encuentra la Cándida. Cuando el problema ya tiene cierto tiempo, los dedos empiezan a lucir inflamados, enrojecidos y en ocasiones, drenan una secreción purulenta (pus). Si ésta infección es crónica, puede afectar la uña, en su color, forma y crecimiento, ocasionando dolor. Además, ciertas bacterias que colonizan las uñas, pueden ser digeridas si no existe un lavado de manos adecuado, ocasionando infecciones intestinales.

Los mezquinos o verrugas periungueales, son también comunes en quienes se comen las uñas, estos se producen por infección del virus del papiloma humano, siendo una variante específica para la piel, la que lo ocasiona. Los mezquinos que se encuentran en los dedos de las manos, puede regarse a cualquier parte del cuerpo, incluyendo mucosa oral y labios.

Muchos pacientes, en especial las mamás de quienes lo padecen, preguntan ¿cómo hacer para dejar el mal hábito? ¿Le aplico limón? ¿O tal vez chile? Lo primero en que debemos poner atención, es que para la mayoría de los pacientes, morderse las uñas, representa un mecanismo para liberar stress y puede ser el inicio de desórdenes psicológicos, por lo que es recomendable el acompañamiento de un especialista en salud mental durante el tratamiento de esta condición. Solo de esta manera, se logrará tomar conciencia de este mal hábito, identificando las causas que lo motivan y si se aplica un producto en las uñas, el sabor diferente al morderlas, será un recordatorio para no hacerlo. Es una dura batalla, ¡pero existen muy buenas posibilidades de ganarla!

Si quieres leer y conocer más de Eva Oliva haz click aquí.

Leído 116519 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Más en esta categoría Revitaliza tu organismo »
Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!