Cuidados básicos de belleza: las uñas

Jueves, 08 Agosto 2013 20:01

Descubre cómo cuidar de mejor forma tus uñas

El cuidado de las uñas es importante; así como existen cuidados específicos en el caso de la piel según cada etapa de la vida, igual ocurre con las uñas.
La parte visible es la lámina ungueal (uña), pero también forman parte de ella el lecho ungueal (por debajo de la uña), la matriz (parte blanca debajo de cutícula) y por último los pliegues de piel alrededor de la uña. Su función es proteger la punta de los dedos, que tienen un papel táctil importante. La queratina es la sustancia básica de las uñas. Éstas crecen de manera constante cuando se encuentran saludables, manteniendo su brillo y consistencia. Cuando la uña se daña, se torna frágil y fina, con alteraciones en el color.

Durante la niñez, el crecimiento es rápido. Se debe mantener un buen corte de uñas y evitar que los niños se coman las uñas o chupen los dedos, ya que la humedad predispone a la inflamación de la piel de alrededor, así como el aparecimiento de mezquinos. Es necesario el tratamiento adecuado por un especialista para estas afecciones, ya que rara vez resuelven por sí solos.

Durante la adolescencia las uñas encarnadas son de los problemas más frecuentes, debido al mal corte de uñas y el uso de calzado inadecuado. Posteriormente, en los adultos son frecuentes los problemas de uñas frágiles, quebradizas y cambios de coloración, debido a químicos, cosméticos y lavado excesivo. En 50% de los casos, se pueden presentar hongos en las uñas, que se caracteriza por uñas gruesas, porosas con cambios de coloración (amarillo, café o verde). En estos casos, el tratamiento debe ser específico según el agente causal, ya que existen diferentes tipos de hongos (dermatofitos, levaduras o mohos) según sea el resultado del cultivo.

Lamentablemente, las recaídas se presentan en 15 a 53% de los casos y puede ser que la uña no llegue a curarse en 25% de los pacientes, a pesar del tratamiento adecuado.

A medida que envejecemos, las uñas también lo hacen, presentando cambios en su grosor, superficie, color y forma. El crecimiento se vuelve lento y se acentúan las líneas verticales, dando el aspecto de uñas acanaladas. Para las uñas frágiles, el uso de esmaltes fortalecedores que contengan tocoferol y vitaminas, ayuda a sellar y endurecer las uñas.

En general se recomienda mantener las uñas cortas, limpias y arregladas, evitando los manicures que retiran las cutículas, ya que predispone a infecciones. Se debe evitar la exposición a agentes químicos y procedimientos cosméticos agresivos que desgastan las uñas, así como mantener una buena nutrición con suplementos específicos para las uñas, que en especial contengan biotina. Es recomendable aplicar cremas humectantes para las manos y masajear con ellas la piel de alrededor de las uñas.

Para muchas condiciones de las uñas, por ejemplo afección por hongo, existe el mito de quitarse la uña y que cuando salga, esta vendrá sana. Sin embargo, cuando existe afección del lecho o matriz de la uña, ésta crecerá de nuevo con alteraciones.

Si quieres leer y conocer más de Eva Oliva haz click aquí.

Leído 116531 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
Our website is protected by DMC Firewall!