Tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo sin cirugía

Lunes, 19 Mayo 2014 21:24

Descubre cómo puedes combatir la incontinencia urinaria sin necesidad de cirugía

Se define como incontinencia urinaria de esfuerzo a la pérdida o salida involuntaria de orina al realizar esfuerzos como toser, correr o reírse. Es el tipo más común de incontinencia en mujeres.

En la incontinencia urinaria de esfuerzo, los músculos pélvicos del esfínter que sostienen la vejiga y uretra están debilitados. El esfínter no puede impedir el flujo de orina cuando se ejerce presión sobre el abdomen. Este debilitamiento puede ser causado por antecedentes de partos múltiples, partos instrumentales, pérdida de estrógenos con la edad y alteraciones morfológicas como cuando la vejiga, uretra y pared rectal sobresalen dentro de la vagina (prolapso pélvico).

Este problema puede mejorar mediante los conocidos ejercicios del suelo pélvico de Kegel. Los casos leves a moderados de incontinencia urinaria pueden resolverse mediante el uso de un equipo de láser y en ocasiones, añadir la colocación de mallas suburetrales con anestesia local.

¿Cómo funciona el láser en el tratamiento de la incontinencia urinaria?

La función del láser consiste en producir un efecto calórico-tensor en el tejido, que provoca una contracción de las fibras colágenas y reticulares de la submucosa y mucosa vaginal, reduciendo el prolapso de la cara anterior de la vagina y reforzando la línea media y parauretral, forzando la creación de colágeno tipo 2 , que dará sostén y mejorara la incontinencia.

Se trata de un procedimiento sencillo, totalmente ambulatorio, que no corta tejido, no produce molestias durante o después del tratamiento y no requiere inhabilitación o recuperación. La forma de realizarlo es colocar a la paciente en posición ginecológica, se procede a la colocación de un espéculo especial, dentro del cual se introduce la pieza de mano del láser que llevará la luz, calentando la superficie anterior de la vagina, disparando en cada segmento de la longitud vaginal, se realizan varias pasadas reforzando el trayecto de la uretra. Luego se realizan varios disparos alrededor del meato uretral para dar sostén a este último y disminuir la hipermotilidad uretral. El procedimiento dura aproximadamente 20 minutos.

Beneficios:

  • Solución para la incontinencia y el estrés urinario leve y moderado
  • Es un procedimiento mínimamente invasivo y sin incisiones
  • No requiere hospitalización
  • Se aplica una anestesia local en forma de spray
  • Las relaciones sexuales se pueden reanudar a las 48 horas de realizado el procedimiento
  • Es un procedimiento fácil de realizar, seguro y eficaz

Si quieres leer y conocer más de Lilian Morales haz click aquí.

Leído 116404 veces
Califica:
(0 Votos)
Lilian Morales Valle

Más sobre Lilian Escribe a Lilian

Ginecología

Especialización en Endocrinologia Ginecologica, (Barcelona).
Especialización en Climaterio y Menopausia, (Barcelona).
Postgrado en Obesidad y trastornos de la conducta alimentaria, (Barcelona).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd