La enfermedad como camino de sanación (Parte 1)

Martes, 08 Octubre 2013 21:33

Descubre cómo la enfermedad puede ser una forma de comunicarse de tu cuerpo.

Sé que suena extraño, pero en realidad, la enfermedad es la única forma en que nuestro cuerpo nos puede informar cuando algo va mal con el interior o vida diaria.

El cuerpo intenta comunicarnos de varias formas cuando necesita protegernos, cuidar los límites o ponernos a salvo; pero se nos dificulta escucharlo. Nuestro amado cuerpo, tiene sistemas sabios para protegernos y advertirnos.

Los sistemas naturales de autoprotección

Si alguna vez has puesto un dedo dentro de un enchufe, sabes que en cuanto percibes la electricidad lo retiras sin pensarlo, ocurre automáticamente. Lo mismo ocurre ante el fuego, el frio intenso o algo punzante, te retraes. Y adivina qué lo logra: EL DOLOR. El temido y mal publicitado dolor, que es en realidad uno de nuestros mejores amigos y aliados. Hace algunos años leí, de una niña que no tenía la capacidad de sentir dolor. Lo primero que pensé fue, es la más afortunada de todos; pero al seguir leyendo vi que a sus cortos 7 años, ya se había fracturado varios huesos y sido expuesta a daños severos, porque al no sentir dolor, no sabía cómo, ni cuándo detenerse.

¿Por qué no entiendo lo que mi cuerpo quiere decirme?

Cuando éramos pequeños, muchas veces nuestro cuerpo nos habló y nosotros escuchamos claramente: teníamos y sentíamos hambre, llegábamos con nuestros padres o maestros y les decíamos lo que sentíamos. Algunas veces nos dieron de comer, otras muchas nos dijeron que no era el momento.

Algunas veces nos dormíamos porque teníamos sueño y nos dijeron que en ese momento lo que correspondía era estar despiertos.

Esto se llama SOCIALIZACIÓN, debimos adaptar nuestro cuerpo a lo que la sociedad, los horarios, nuestros padres y maestros nos decían que debíamos hacer. Era necesario, por supuesto; pero perdimos la CONFIANZA EN NUESTROS CUERPOS, porque cuando nos informaba de algo que ocurría adentro nuestro, le preguntábamos a nuestros padres si era cierto lo que sentíamos y muchas veces nos dijeron que no. Aprendimos a desconfiar de nuestro dolor, tristeza, enojo, sueño, hambre; de seguro nos estábamos confundiendo.

Entonces, ¿cómo le hace el cuerpo ahora que no confiamos en él?

Intenta comunicarse, nos advierte de situaciones que no nos hacen bien, manifestando movimientos como rechazo, al mover la cabeza de lado a lado (indicando que no), como hacernos un paso para atrás cuando debimos quedarnos ahí quietos (huida).

Otras veces estornudamos, tosemos, bostezamos, como formas de demostrarnos que nuestro sistema de autoprotección advierte que algo no va bien.

Si no lo escuchamos, decide subir un poco el nivel de advertencia, con rechazos más fuertes como las emociones negativas. Está intentando comunicarse de la única forma en que puede, para protegernos.

Las emociones

Nos han enseñado a desconfiar de nuestras emociones también. Si te ríes a carcajadas, es de mal gusto; decían las abuelas a las niñas y a los niños que llorar no era masculino.

Otras veces ocurrió con la tristeza, o la rabia. Lloramos o gritamos y nos dijeron que no era la forma de actuar ante esa situación. Vimos a personas enojarse y perder el control o herir a otros, entonces nos dijeron que el enojo era malo y temible. Aprendemos a temer de nuestras reacciones.

La gente debe estar feliz nos dicen, llevándonos a negar los matices de las emociones. Hemos olvidado que son "semáforos" que indican hacia dónde debemos movernos, cuándo tener precaución y cuándo detenernos para huir o defendernos.

Cuando enfermamos

La enfermedad, es por así decirlo, la última forma que encuentra el cuerpo de gritarnos, después de haber intentado llegar a nosotros, que algo anda mal. Por lo tanto, la enfermedad al ser tan presente, obliga a la persona a atenderse, permitiéndose la posibilidad de escuchar a su cuerpo y sanar.

Sigue en...

Si quieres leer y conocer más de Dagmar Polasek haz click aquí.

Leído 116516 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!