La piel como barrera: cuidados básicos

Jueves, 11 Agosto 2011 19:03

Una barra protectora de gran importancia... aprende de qué está compuesta y por qué es necesaria.

La capa más superficial de la piel es conocida como estrato córneo. Una de sus funciones es dar impermeabilidad a la piel, por varias capas apiladas (una sobre la otra), que asemejan una pared de ladrillos. Alrededor de estos ladrillos hay grasas propias de la piel que constituyen una barrera humectante y protegen ante bacterias y agresores externos. Esta capa superficial retiene normalmente entre 20 a 35% de agua.

Ciertos factores alteran y agreden la integridad de la piel, como la humedad excesiva, el viento, el sol, detergentes, entre otros, que al final dan como resultado el aparecimiento de la piel seca, que tiene un aspecto deshidratado (por la pérdida en su capacidad de retener agua), opaca y ceniza, incluso pueden notarse el aparecimiento de escamas finas en la superficie de la piel. Cuando se tienen éstas características, la piel puede irritarse, inflamarse y enfermar con facilidad.

De lo anterior radica la importancia de seleccionar un jabón de pH neutro para el baño diario y el uso de humectantes después del mismo, ya que estos mantienen las grasas de la piel, restauran e hidratan, ¡dando la sensación de una piel suave, lisa, sana y rejuvenecida!

El proceso de humectar la piel se puede lograr mediante 4 mecanismos:

  1. UNGÜENTOS OCLUSIVOS: Estos son fórmulas a base de petrolato, parafina, lanolina y glicerol que evitan la pérdida de agua. Una desventaja de su uso es que por ser de consistencia espesa, se dificulta su aplicación en grandes extensiones de la piel.
  2. CREMAS HUMECTANTES: Son preparados de aceites en agua, que contienen glicerina, miel, urea y ácido hialurónico, entre otros compuestos; su principal función a diferencia del anterior es retener y captar agua del ambiente. Son fácilmente dispersables en la piel y se recomienda aplicarlos dentro del baño justo al terminar de ducharse.
  3. APORTE DE GRASAS Y PROTEINAS: Son formulaciones de venta en farmacias con liposomas y ceramidas (grasas) así como proteínas específicas (ej. derivados de queratina) que se asemejan a los contenidos naturalmente en la piel y se encargan de reparar la barrera cutánea. Están indicados en casos de piel seca asociados a enfermedades.
  4. PROTECTORES SOLARES: El uso de filtros o pantallas solares es de vital importancia para prevenir el daño celular y deshidratación por el fotoenvejecimiento prematuro asociado a la exposición crónica a la luz del sol. Este debe aplicarse por la mañana después de la crema humectante y mínimo repetir la aplicación al medio día.

El mejor momento para humectar la piel es después del baño, ya que su absorción mejora al estar la piel hidratada. En casos de resequedad severa, se recomienda aplicar también antes de dormir para aprovechar la renovación celular mientras el cuerpo descansa.

Leído 116493 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
Our website is protected by DMC Firewall!