Apetito y Hambre, ¿significan lo mismo?

Miércoles, 15 Mayo 2013 15:45

Aprende a diferenciar el hambre del apetito y a vivir una vida más saludable.

¿Te ha pasado en ocasiones que al momento de decidir lo que quieres comer tienes un deseo específico por algún alimento? ¿Sabías que muchas veces lo que interpretamos como "hambre" realmente no lo es?

El apetito y el hambre son dos conceptos diferentes, aunque comúnmente se utilicen como sinónimos. El hambre es la necesidad fisiológica que tiene nuestro cuerpo de ingerir alimentos y está regulada por diferentes mecanismos internos los cuales a su vez quedan desactivados al momento de producirse la saciedad. Por otro lado el apetito es el deseo de comer por placer, satisfaciendo un gusto específico (dulce, salado, frío, crujiente, grasoso, etc.).

Si evaluamos ambos conceptos entonces sabremos que todos necesitamos obedecer a nuestro cuerpo al momento de sentir hambre, sin embargo hay que evaluar cuando realmente se trata de una necesidad corporal o cuando se trata de un "capricho" de nuestro cuerpo; ya que una persona puede sentir apetito a pesar de haber saciado su hambre.

Cuando tenemos apetito pueden llegar a ingerirse mas calorías de las necesarias, ya que la ingesta no responde necesariamente a una necesidad de nutrientes por parte de nuestro organismo. Como es sabido, a mas calorías de las que el organismo va a gastar, mas acumulación de grasa. Es fundamental reconocer sensaciones como la satisfacción y la saciedad. Si el hambre es la sensación fisiológica que induce a comer, la satisfacción es el estado de plenitud que invita a dejar de comer, y la saciedad es el período durante el cual la sensación de satisfacción se mantiene hasta que aparece de nuevo el hambre.

El control del apetito es necesario para evitar el sobrepeso, por ello es importante conocer las señales de nuestro cuerpo y evitar comer sin hambre. En ocasiones, no es tan sencillo aprender a distinguir dichas señales ya que están reguladas por nuestro cerebro. Inclusive hay estudios que demuestran que hay cierto tipo de alimentos como aquellos altos en azúcares que producen placer a nivel cerebral y por lo tanto recurrimos a ellos en momentos de estrés u otras situaciones emocionales.

Para evitar que nuestro apetito tome el control, es recomendable:

  1. Comer a las mismas horas: el tener un horario establecido ayuda a que nuestro cuerpo mantenga regulado los mecanismos internos de hambre y saciedad.
  2. Evitar el ayuno: si prolongamos el tiempo que pasamos sin alimentos, será inevitable que coincidan el hambre con el apetito, entonces caeremos en la práctica de comer mas alimentos y probablemente las opciones menos saludables.
  3. Conocer las porciones adecuadas: si deseas mantener tu peso es necesario saber cuántas porciones puedes consumir diariamente de cada alimento. Llevando este conteo es menos probable que te pases de la cantidad recomendada.

Si quieres leer y conocer más de Muckay Ixcamparij haz click aquí.

Leído 116509 veces
Califica:
(0 Votos)
Muckay Ixcamparij Tujab

Más sobre Muckay Escribe a Muckay

Nutrición

Licenciada en Nutrición - Universidad del Valle de Guatemala.
Especialidad en Nutrición, Dietética y Dietoterapia – Universidad de Navarra.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd