Vivir con estilo

Miércoles, 15 Abril 2015 06:00

Hablar de “vivir con estilo” nos puede llevar a una serie de proyecciones que no siempre tiene  que ver con clase

Vivimos en un mundo cada día más competido, con más anhelos y con más aspiraciones. Hablar de “vivir con estilo” nos puede llevar a una serie de proyecciones que no siempre tiene  que ver con clase.

Y lo hemos hablado muchas veces, percepción es igual a realidad, y el estilo se puede aparentar, es más, muchas veces se intenta aparentar, pero es una forma de vida que no se consigue solamente con dinero.

Una persona con estilo no es determinada por traer un auto de cierta marca o usar alguna línea de ropa. Seamos honestos, eso le da estilo al coche o a la ropa, pero no a la persona que los usa.

El estilo se nota sobre todo en la educación, en los valores, en el profesionalismo con el que nos comportamos.

En el mundo de las marcas hablar de “lujo” es hablar de un mercado sumamente reducido, exigente, conocedor y difícil de conquistar. Algunas empresas han puesto los ojos en este atractivo mercado por su alto poder adquisitivo, y es por eso que las ventas de bienes de lujo y estilo es toda una ciencia.

Una vez más debemos ponernos en los zapatos del cliente. Si nos dedicamos a vender estilo debemos fijarnos si la persona que está frente a nosotros es de verdad alguien con estilo o alguien que necesita aparentar elegancia. Este punto es fundamental para lograr no solamente la venta, sino la recomendación de ese cliente.

Existen coches Mercedes Benz con decoraciones de Swarovski. ¿Es eso estilo? No nos corresponde juzgarlo, pero si analizar que definitivamente existe un mercado para ese tipo de productos excéntricos. Así que si te dedicas a venderle a ese mercado analiza a detalle las verdaderas aspiraciones del cliente.

Ahora bien, si lo que buscas es PROYECTAR estilo debes tener en mente que la vestimenta, el auto, el reloj o los zapatos son tan solo la “portada” de un libro que debe ser exquisito en contenido.

Vivir con lujo es ser refinado, tener buen gusto, conocer los modales, cuidar la manera de hablar, comer, utilizar palabras adecuadas y contar con un amplio vocabulario. Proyectar el éxito va más allá de demostrar que se tiene suficiente dinero para ciertas compras, es invertir bien en la formación, en la cultura, en libros, música de buen gusto, arte.

Definitivamente el demostrar un buen estilo es una puerta interesada para atraer clientes, ya que es sinónimo de profesionalismo y éxito profesional, pero para retener a los clientes, lo que cuenta son los modos. Bien dicen que la educación se aprende, no se compra.

Si quieres leer y conocer más de José Cabal haz click aquí.

Leído 117682 veces
Califica:
(0 Votos)
José Cabal

Más sobre José Escribe a José

PYMES

Licenciado en Ciencias de la Comunicación (Anáhuac México Norte).
Estudios de Maestría en Mercadotecnia Integral (México).
Músico, arreglista, compositor y productor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd