El Nuevo Papa

Miércoles, 07 Agosto 2013 04:54

Descubre qué relación puede haber entre la religión y el mercadeo.

¿Marketing en la Iglesia?

Podemos estar seguros de que prácticamente todo en este mundo consumista es susceptible a ser publicitado o mercadeado (¡válganos la expresión!). ¿Qué podemos decir entonces respecto a la Iglesia Católica?

Recordemos que la percepción de una marca puede tener defensores y atacantes, y la Iglesia Católica ha sido blanco de múltiples aseveraciones a favor y en contra.

En un mundo globalizado, que se encuentra en el auge de las redes sociales, era de esperarse que el papa Benedicto XVI antes de dimitir ingresara en el mundo de Twitter.

Una característica de las grandes marcas (y entendamos como marcas a empresas, productos, instituciones y hasta personas) es que deben tener una gran capacidad de reacción e innovación.

Muchos hablan de la necesidad de que se renueve la Iglesia; y salen a la luz miles de teorías que buscan reformar a una institución de más de 2,000 años.

A nuestra forma de verlo, la Iglesia sí se ha reformado, y ha mejorado, tal vez no como muchos quisieran, pero definitivamente ha aprendido de sus errores pasados (incluso ha pedido disculpas) y ha reformado ciertos factores.

Pero resulta que la Iglesia Católica tiene como centro al ser humano, con una Ley Natural inmutable y un espíritu trascendente. ¿Qué tanto se puede reformar entonces?

El ser humano ha cambiado su pensamiento, pero su esencia, su naturaleza permanece.

¿Cómo mantener entonces un marketing efectivo ante tal materia prima? (el ser humano en cuerpo y espíritu).

Definitivamente hay una mercadotecnia detrás de la Iglesia, hay consensos, hay ideas, hay fórmulas, hay una imagen sumamente atacada que hay que cuidar y ante todo el entorno del Nuevo Papa, es indispensable que entendamos que si bien se deberá luchar por renovar la imagen no es posible renovar la esencia.

El nuevo Papa tendrá que contar con características de relaciones públicas y a la vez mantener la sobriedad, deberá llenar un espacio enorme que dejan por un lado un Papa sumamente cercano como lo fue el Beato Juan Pablo II y a la vez continuar con la parte doctrinal y racional del Papa Emérito Benedicto XVI.

Es prácticamente imposible que la cabeza de una institución de tal magnitud sea del agrado de todos, pero definitivamente la forma en que se presente ante la humanidad, su físico, su presencia, su discurso y la manera en que los medios nos lo "pinten" afectará en el posicionamiento que el representante de Dios en la Tierra tenga en nuestras mentes.

No importa si somos creyentes o no, el hecho de que en la Iglesia Católica haya una nueva cabeza nos afecta de una manera directa o indirecta a todos. Dejando de lado las preferencias espirituales de este humilde bloggero, y centrándonos en la materia que nos tiene "reunidos" en este texto les puedo decir: llevar la mercadotecnia de una institución del tamaño de la Iglesia es un reto muy difícil e interesante que implica capacidad de reacción, empatía y por qué no decirlo, algo de ayuda desde Arriba.

Si quieres leer y conocer más de José Cabal haz click aquí.

Leído 118116 veces
Califica:
(0 Votos)
José Cabal

Más sobre José Escribe a José

PYMES

Licenciado en Ciencias de la Comunicación (Anáhuac México Norte).
Estudios de Maestría en Mercadotecnia Integral (México).
Músico, arreglista, compositor y productor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!