Aprender antes de emprender: Mitos costosos acerca de ser empresario

Lunes, 05 Julio 2010 16:48

Según la Escuela de Negocios de Harvard, se usa apenas un 15% de información objetiva para tomar una decisión.

¿Por qué debería usted leer este artículo? Si nos referimos a estudios realizados por la Escuela de Negocios de Harvard, se usa apenas un 15% de información objetiva para tomar una decisión. No es de sorprender entonces que tomemos decisiones erróneas y basadas en sabiduría popular y en modas empresariales. Si usted tiene ya una empresa o está pensando en iniciar una, deberá leer este artículo. Mi objetivo es que, luego de leerlo, conozca algunas estadísticas reales del emprendimiento y pueda tomar decisiones basadas en hechos y pertenezca a un selecto 20% de empresas con resultados sobresalientes.

En 2008, realizamos en The Learning Group, en alianza con UNIMER RESEARCH INTERNATIONAL, un estudio sobre los guatemaltecos. Su objetivo era hacer una segmentación psicográfica y contar con una herramienta para identificar grupos específicos de consumidores. Entre las preguntas contenidas en un amplio y exhaustivo cuestionario se encontraba la siguiente: "¿Para quién prefiere trabajar?". Las respuestas se dividieron en cuatro: a) para el estado, b) para la empresa privada, c) por su cuenta y d) le da igual. Encontramos que más del 50% de la población desea trabajar por su cuenta. No es sorprendente esta estadística cuando se coteja contra las tendencias mundiales que países en desarrollo tienen mayores tasas de emprendimiento que países desarrollados.

Escritos de diversos autores afirman que la forma de erradicar pobreza es por medio de la generación de riqueza y, particularmente, la creación de nuevas empresas. La pregunta que debemos hacernos entonces es, ¿cuál es el rendimiento real de los empresarios típicos? Para ello, he revisado varias fuentes, pero principalmente me referiré al texto publicado por Scott Shane en 2008, en donde se realiza un estudio minucioso de emprendimiento.

En el libro titulado "El Millonario de al Lado" de Stanley y Danko, se afirma que "las personas auto empleadas tienen cuatro veces más oportunidades de ser millonarios que aquéllos que trabajan para otros". Afirmaciones como éstas hacen al empresario pensar que con sólo emprender se tendrá la oportunidad de ganar enormes cantidades de dinero. ¿Qué dice la evidencia? Lo contrario. En promedio, la mayoría de emprendedores ganan 35% menos dinero que lo que ganarían haciendo lo mismo trabajando para alguien más. Quizá usted consideró la variable tiempo y pensará "seguramente en el tiempo ganarán más". La evidencia muestra que al cabo de 25 años de existir un negocio, el emprendedor promedio gana 25% menos de dinero que lo que ganaría trabajando para alguien más.

Adicional a la variable dinero, la empresa nueva promedio fracasa al poco tiempo. La mitad de las personas que emprenden y son auto empleados regresan a trabajar para alguien más al cabo de 7 años. Menos del 45% de las empresas nuevas duran 5 años y nada más 30% duran más de 10 años. Estas estadísticas han sido consistentes en la mayoría de países desarrollados. En países en desarrollo, como el caso de Guatemala, la estadística es menor. Se estima que un 20% de las empresas persisten al cabo de 5 años.

Entre las respuestas que encontramos en el estudio de guatemaltecos y guatemaltecas a la pregunta del porqué desean trabajar por su cuenta se encuentra la explicación "porque tengo más tiempo". Las estadísticas muestran que el empresario promedio emplea 15.4 más horas a la semana en su empresa que las personas que trabajan para alguien más.

Luego de conocer estos tres mitos y compararlos con la realidad, la pregunta natural es estudiar qué hace el selecto 20% de las empresas que persisten en el tiempo y que obtienen retornos superiores al costo de oportunidad de emprender.

Existen dos variables fundamentales que inciden en el éxito de un emprendimiento. Las estudiaremos a continuación.

  1. Se hace más fácil con el tiempo. Entre más tiempo lleve una empresa operando, mayor la probabilidad de continuar operando en el futuro. Viéndolo de otra forma, la probabilidad de que su negocio fracase es más alta cuando usted empieza y declina en relación al tiempo que permanezca en operaciones. Los datos también muestran que el emprendimiento promedio se torna más rentable a medida que pasa el tiempo. En conclusión, si usted logra sobrevivir los años iniciales, sus probabilidades de éxito son mayores.
  2. La industria que elija es fundamental para su éxito o fracaso. Quizá el consejo que mayor impacto podría tener en un emprendimiento es éste: elija industrias atractivas. El emprendedor promedio tiende a elegir la industria donde actualmente trabaja o escoge otra que encaje con sus destrezas de negocios. Estudios muestran que existe una diferencia de 17 puntos porcentuales en las tasas de sobrevivencia de firmas entre industrias. En sectores de información, la tasa de sobrevivencia es del 38% mientras que en las industrias de educación y salud la tasa es del 55%. No puedo darle una explicación sobre por qué ciertas industrias son mejores que otras, pero escoger industrias más favorables para emprender incrementan sus posibilidades de éxito en gran medida. Por ejemplo, invertir en industria de software tiene 608 veces mejores probabilidades de éxito que inversiones en la industria de restaurantes.

Si bien estas dos variables son cruciales en el éxito de un emprendimiento, existen herramientas y consejos prácticos que pueden aplicarse en su negocio. Los expondremos a continuación.

  1. Enfatice en el marketing efectivo. Las empresas que inician implementaciones de planes de marketing se desempeñan mejor que las demás empresas nuevas.
  2. Implemente controles financieros. El manejo adecuado de las finanzas en las primeras fases del emprendimiento aumentan en gran medida su éxito futuro.
  3. No compita sólo por precio. Las mejores empresas compiten en base a servicio, calidad o un diferenciador adicional.
  4. Enfóquese a lo que hace mejor al inicio. Emprendimientos exitosos se enfocan en un producto o mercado, en donde utilizan sus más sólidas ventajas competitivas.
  5. Organícese. Emprendimientos exitosos han identificado la idea, han procedido a planificar el negocio, han evaluado la idea, recaudado recursos, han desarrollado el producto o servicio y finalmente han finalizado mercadeando el nuevo producto o servicio.

Usted puede cambiar su negocio y ser del 20% de las empresas que sobreviven y permanecen. Le he proporcionado la primera de varias columnas donde compartiré mejores prácticas de emprendimiento.
Cierro con un reto al emprendedor o emprendedora que hoy lee y se agrega valor:

¿Qué está haciendo hoy para alcanzar sus sueños?

Leído 117874 veces
Califica:
(0 Votos)
Julio Zelaya

Más sobre Julio Escribe a Julio

Emprendimiento

Doctor en Dinámica Humana, MBA por INCAE
Especializaciones en Harvard Business School y Cornell U.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!