La capacitación interna

Lunes, 24 Septiembre 2012 06:00

Tres consejos para que las capacitaciones internas sean eficientes y provechosas para la empresa y los colaboradores.

En la actualidad, la mayoría de capacitaciones en las organizaciones son de origen interno, es decir que están apoyadas en material e instructores de la misma empresa, lo que las convierte en una fuente económica y efectiva de instruir al personal.

Para asegurar que estas capacitaciones resulten en procesos de aprendizaje que se conviertan en mejora de la productividad, debemos cuidar tres aspectos vitales:

1. Material actualizado:
Las empresas de hoy son muy dinámicas, pues deben acoplarse a las necesidades de sus clientes y a las exigencias de la competencia y, como consecuencia, sus procedimientos también sufren cambios constantes. Es por ello que vale la pena revisar los contenidos de los entrenamientos y asegurarnos de que reflejen con claridad los conceptos que se utilizan en la empresa al día de hoy.
Una buena práctica es colocar fecha y numero de revisión al material y eliminar las copias obsoletas para evitar confusiones. Si fuera necesario, se puede guardar una bitácora de cambios, como un historial indicando qué modificaciones fueron realizadas en cada versión.

2. Capacitar al capacitador:
Dos comentarios comunes después de una capacitación interna son: "sabe mucho del tema, lástima que no lo pueda transmitir" y "el curso debería de ser más dinámico, sonó muy monótono". Para aprovechar al máximo la experiencia y formación de nuestros instructores internos, debemos proporcionarles entrenamiento en las técnicas de capacitación para adultos. Hay muchos cursos y material escrito sobre la "formación de formadores" que, además de darles herramientas adecuadas, les ayudan a trabajar su confianza frente al público.

3. Validación de la capacitación:
Una evaluación escrita sobre los conceptos vistos en la capacitación nos habla de la "memoria" del participante. Sin embargo, las mejoras relacionadas directamente a sus puestos de trabajo nos hablan de "aprendizaje" y esto se traduce a la productividad de nuestra organización.
Por ello, al finalizar el curso se debe programar la forma correcta para validar la aplicación de los temas impartidos. Esto puede ser evaluado por el jefe inmediato, a través de índices, observación de reportes, revisión de resultados, etc. Ya con esta retroalimentación, podemos mejorar aún más nuestros procesos internos de capacitación.

En conclusión, las capacitaciones internas son de suma importancia, pues en ellas se trasladan conocimientos, procedimientos y habilidades propias de la empresa y de sus productos o servicios. Aproveche al máximo el potencial de estas capacitaciones asegurándose de que estos tres puntos estén cubiertos y reciba los beneficios de una capacitación de calidad.

Leído 118252 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!