¿Por qué si hago dietas y ejercicios aun no adelgazo como debería? - 1 -

Miércoles, 15 Julio 2015 12:29

El cuerpo humano tiende a responder a nuestras emociones, en algún lugar de mi interior no permito los cambios

Existen los pensamientos, creencias, dialogo interno, afirmaciones personales y todo cuanto me digo a mi, esas palabras ALIMENTAN MI CUERPO, así como lo escuchas y por extraño que parezca.  Tu alimentas tu cuerpo de muchas otras cosas que no son solamente comida.  Pueden ser juicios, reclamos, enojos, temores, entre otros muchos pensamientos y palabras duras que nos “llenan” físicamente.  Decimos cosas como:  “me tiene harto”, “no lo tolero”, “no me lo trago”, “me irrita”, entre otras.

Lo que ocurre con las palabras positivas, lindas, de ALIMENTO PARA TI  evolucionan, fluyen, pasan fácil y esas nos dejan tranquilos; las negativas por el contrario, se quedan ahí, atrapadas, “atorando” nuestra existencia, con desagrado hacia varias vivencias.  Lo malo es que el campo de batalla en donde ocurre todo esto es:  adivinaste:  en TU CUERPO.  

Tu cuerpo con ese “exceso o falta de peso” nos esta revelando, en la mejor forma que el LENGUAJE CUERPO puede decirnos, que algo esta por ahí atorado, estorbando, no fluyendo de la manera en que puede cumplir su función de NUTRIRTE.  Es la forma en que muestra estas batallas internas y si prestamos atención, podemos saber hacia donde necesitamos para enfrentar, conocernos mejor y sanar.

Los médicos y científicos están de acuerdo

Hoy en día, los estudios han ido (finalmente) dándonos el crédito a lo que los psicólogos teníamos tanto tiempo de decir:  toda manifestación anómala de tu cuerpo (enfermedad) o un peso inadecuado (falta de peso ideal), tienen que ver con las emociones que están por ahí escondidas, sin ser aceptadas, asumidas, trabajadas y/o finalmente sanadas.

Se ha demostrado la relación mente-cuerpo-espíritu de la que hablaron los griegos hace siglos y que un día simplemente dejamos de tomar en cuenta como una verdad.

Pues hoy te invito a retomar esta posibilidad, de que a lo mejor, tu cuerpo quiera decirte algo con la forma en que esta comportándose. 

Habla con tu cuerpo, escucha como te hablas a ti

La invitación que te hago hoy es para que escuches como te estas hablando a ti mismo y hagas los cambios necesarios en tu comunicación intima, interna, privada.

Observa con atención lo que te dices, algunas veces podrías hasta llevar un cuadernito y registrar lo que usualmente dices de ti misma/o y tal vez con un cheque a la par ir contando que tan seguido lo haces.

Muchas veces es contradictoria la forma que nos hablamos, con los resultados que esperamos recibir.  Conócete a ti mismo y trátate con amor, vale la pena intentar.

Leído 3136 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd