¿Por qué si hago dietas y ejercicios aun no adelgazo como debería? - 2 -

Lunes, 27 Julio 2015 15:00

Lo que te ocurre en el día a día, tiene efectos en tu cuerpo 

Lo que me ocurre en el día a día, tiene efectos en mi cuerpo

Cuando otra persona habla mal de ti, generalmente escuchas lo que dicen de ti y eso que se dijo, produce respuestas en tu cuerpo:  enojo, vergüenza, cólera, miedo, desanimo, duda (porqué lo dijo), y si te has observado con atención tu cuerpo ha reaccionado:   Algunas veces con debilidad, otras con dolor de cabeza, dolor de estomago, llanto, ganas de romper algo o pegarle a alguien.  Somos tan buenos en ignorar a nuestro cuerpo que al poco tiempo se nos olvida qué fue lo que nos provoco el malestar.

-Al día siguiente te dicen:  “¿Qué te paso ayer? Y respondes, no se me dolía mucho la cabeza y el estomago, seguramente fue algo que comí.”

¿Ves?  Te es posible ver como ignoraste a tu cuerpo y el proceso por el que pasó.  Eso nos sucede muy seguido, mas de lo que nos hemos percatado.

¿Sabes algo?  Tú estas escuchando lo que tú dices de ti

La persona que convive contigo 24 horas al día, te guste o no, eres tú mismo.  Y así como escuchas a otras personas, te escuchas a ti mismo.  Lo que ocurre es que cuando tú lo dices en voz alta, tus palabras, tu voz, tus ideas y pensamientos tienen el poder de CREAR, lo hemos dicho otras veces.

Entonces, si revisamos esto de cerca:  Tú estas ahí, escuchándote decir cosas groseras, bajo el sarcasmo algunas veces, otras disfrazadas de chistes, pero estas ahí hablando mal de tu cuerpo.  Tu cuerpo es como un niño pequeño, es tu mayor admirador y desea con todas sus fuerzas hacerte caso.  Si tú dices que es incapaz de procesar la comida de la forma en que lo deseas, adivina… ¡eso hará!

La forma en que te hablas a ti se refleja en tu cuerpo y vida.

En esas áreas que tienes éxito, si te detienes a observar y escuchar que te dices, se que escuchas algo como:  yo se que soy buenísima en ventas y se que lo voy a lograr.  Y de una forma increíble sucede.  Todo aquello en lo que somos buenos, tenemos un dialogo de éxito interno.

Y adivina que, en aquello que no has logrado solucionar, si escucharas, tu dialogo interior es deprimente, derrotista, pesado (de que parece que pesara algo adentro), ya vas con las de perder.

Tú puedes iniciar una nueva relación con tu cuerpo y con la forma en que el recibe los nutrientes de la comida; le puedes hablar como un entrenador a su deportista:  dándole ánimos, diciéndole que confías en el y que sabes que lo lograra.   Te puedes imaginar lo feliz que se pondrá al saber que estas PREPARADO PARA AMARLO Y APOYARLO CON ALEGRIA es genial.  Y como un buen cuerpo que se que es, lo hará, por ti!

Puede sonar algo loco, pero no lo has intentado.

Se que te has intentado convencer de tener UNA BUENA RELACION CON LA COMIDA a través de una comunicación inadecuada hacia ti.  Pruébalo, a lo mejor funciona y si te atreves a contarle a alguien que hiciste para finalmente tener tu peso ideal, puedas ayudarles o hasta sacarles una sonrisa.

Algunas preguntas que puedes responder SINCERAMENTE

En un espacio solitario, puedes hacerte preguntas como:

  1. ¿Qué es lo que estoy peleando hacia mi mismo?
  2. ¿Mi cuerpo esta librando una batalla interna?
  3. ¿Podría/quisiera dejar de criticarme?
  4. ¿Podría/quisiera apoyarme de formas distintas?
  5. ¿Mi cuerpo es el reflejo de algo que aun no he integrado con amor?
  6. ¿Me juzgo y critico sin piedad?
  7. ¿Estoy agradecida por mi cuerpo?
  8. ¿Quisiera estarlo?
  9. Escribe todo por lo que estés agradecido, desde tus ojos, manos, cada parte de ti, revisando esa relación con las funciones, apariencia, color, tamaño, de ti.
  10. ¿Qué tanto placer te permites en tu cuerpo?

Y si quieres al final lo puedes firmar algo así: (nombre) confío absolutamente en ti y en tus decisiones.  ¡Te amo!  ¡¡¡Vamos a iniciar una nueva relación!!!

Mucha suerte.

Leído 2725 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd