Perdónate por no ser un padre perfecto

Domingo, 22 Marzo 2015 04:59

Descubre cómo educar y corregir a tus hijos sin sentirte culpable

Me imagino que si hubiera un galardón al "padre o madre del año", existirían muchos días en que pensarías que te postularían. Pero, qué ocurre en el momento en el que alguno de tus "hijos modelo", simplemente no quieren serlo. Esos días en los que en serio no podemos comprender que le pasa o porque actúa así.

Muchas veces, cuando los niños o niñas actúan correctamente no pasa mucho. De alguna forma la buena conducta "no hace ruido" y por lo tanto no se dice mucho de ello. Un niño o joven "bueno", es parte de la armonía y el equilibrio del día a día, por lo cual, algunas veces OLVIDAMOS felicitarlos y motivarlos a seguir las buenas costumbres o habilidades que están manifestando.

En ocasiones el hijo o la hija buenos fluyen, caminan, funcionan y todo va bien. En ocasiones también olvidamos revisar si hace falta un poco de caos, drama, desorden, ruido, puede ser que ese niño o jovencita, estén pasándola mal en silencio. No siempre en la ausencia de ruido, hay felicidad o bienestar; en ocasiones puede ser una llamada de atención más fuerte que la del niño que si grita.

Adicional a ello, tenemos dentro de la familia, los "puestos de hermanos" y muchas veces cuando el puesto del hijo bueno esta ya ocupado, entonces los otros hermanos necesitan establecer su puesto como los mejores en "molestar, gritar o hacer caos". Lo que resulta más interesante es que cuando este personaje empieza a ser bueno en ser malo, la familia completa decide que está bien y se empieza a generar una "fama", la cual después de un tiempo querrá respaldar.

EN REALIDAD TODO LO QUE ESTAN HACIENDO ES COMUNICARSE unos con el silencio y otros con el ruido, lo que te corresponde a ti es escuchar, observar, atender y conocer a tus hijos. A cada uno en su ser únicos, en su diferencia: conocerlos.

Aunque les resulta difícil de creer, les quiero contar un secreto: SUS HIJOS QUIEREN COMPLACERLOS Y GANARSE SU ADMIRACION. Si quieren se los vuelvo a decir: sus hijos quieren complacer a sus padres y ganar su admiración, cariño, confianza.

Muchas veces no saben cómo hacerlo y ahí es la tarea de los adultos hacia guiar y encauzarlos. Como se va volviendo habitual en las casas decir que Juanito es siempre bueno, adivinen que: Juanito hará lo posible por serlo. Pero si por el contrario, dicen que Mariita siempre es mala en el colegio, ella pensara que no se confía en su capacidad y será malísima en el colegio, para demostrar que ellos tienen razón. Como dicen que Pedrito es desordenado, será cada vez más desordenado... lo que ocurre es que vamos haciéndonos de una fama, una imagen dentro de casa para obtener un lugar y una posición.

Cuando alguien hace algo "malo" entonces las respuestas familiares, tienden a ser muy RUIDOSAS y por lo tanto eso genera atención, estimulo, motivación para SEGUIR HACIENDOLO, aunque le duela a quien lo vive y a sus padres. Me he topado con muchas personas en la clínica, de todas edades, que hacen cosas en contra de sí mismos y de aquellos a quienes aman "sin saber porque", esta es una de las razones.

Así que, si como padres se sienten un poco perdidos a veces, bienvenidos al club más grande del mundo. Perdónate, amate, reconcíliate contigo y tus hijos, busca otras formas de aprender, educar, ser padre/madre. Date un gran abrazo y sigue buscando respuestas.

Si leíste este artículo, eso quiere decir que eres un padre a quien le importa hacerlo bien y mejorar. Vas por buen camino.

Si quieres leer y conocer más de Dagmar Polasek haz click aquí.

Leído 118877 veces
Califica:
(0 Votos)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Back to top
DMC Firewall is a Joomla Security extension!